Dispepsia Funcional (DF)

Los trastornos digestivos funcionales como la Dispepsia Funcional (DF) pueden ser extremadamente incómodos, ya que incluyen una serie de síntomas gastrointestinales que se dan al mismo tiempo y que pueden impactar en tu día a día. “Funcional” significa que el intestino parece normal, ya que no se observa ninguna inflamación o lesión que explique los síntomas, pero no funciona de forma adecuada.

Si consideras que podrías estar padeciendo Dispepsia Funcional, consulta a tu médico o farmacéutico.

La comida rápida y las grasas en alimentos pueden causar problemas estomacales

¿Qué es la dispepsia funcional?

La Dispepsia Funcional (DF) es uno de los trastornos digestivos funcionales más comunes. La DF incluye: cólicos, dolor, ardor epigástrico, sensación de saciedad, náuseas, vómitos, hinchazón y gases. Aunque padecer estos síntomas no implica necesariamente padecer DF.

Las personas que padecen de DF tienden a reaccionar ante la ansiedad y el estrés con molestias en la parte superior del abdomen, y a menudo las comidas se convierten en una carga. Padecen de lo que algunas veces se denomina “estómago nervioso”.

La causa de la DF no se conoce aún, pero se considera que los factores psicológicos tiene mucho que ver. El diagnóstico puede ser difícil y existe un solapamiento entre la DF y el Síndrome de Colon Irritable. Tampoco se ha encontrado ninguna cura hasta el momento, pero sí que existen remedios que los pacientes pueden usar para manejar sus síntomas, como por ejemplo, tomar Iberogast® para un alivio eficaz de los mismos.

¿Cómo se diagnóstica DF?

Los pacientes con DF a menudo sienten molestias por el reflujo ácido, sensación de presión, náuseas y dolores abdominales severos. Es muy complicado asociar estos síntomas a alimentos o comportamientos concretos. Para ser diagnosticado con DF, no se debe mostrar evidencia de daño u otros cambios visibles del sistema digestivo.


A la hora de diagnosticar DF, es muy importante el seguimiento a largo plazo . Para ser diagnosticado, se deben haber experimentado uno o más de los siguientes puntos en los últimos 3 meses:

  • Sensación incómoda de saciedad después de comer.
  • Plenitud temprana (sensación de estar lleno antes de terminar de comer).
  • Dolor debajo de las costillas.
  • Sensación de ardor en el abdomen superior.
anefp