Proceso de elaboración

3 male scientists talking about ingredients of Iberogast when watching picture of plants on a screen.

Salud gracias a las plantas: Pasado y presente

La fitoterapia, o medicina a base de plantas, es una de las prácticas médicas más antiguas conocidas por el hombre y estaba bien establecida en el mundo antiguo. Homero, por ejemplo, indicó que en las legendarias artes curativas de los egipcios ya se usaban estas prácticas medicinales. La medicina usada en los monasterios estaba basada en plantas medicinales y tuvo su apogeo en la Edad Media. Los monjes dejaron información documentada sobre hierbas medicinales en sus escritos que se convirtieron en una base para la fitoterapia moderna. Desde la antigüedad, las plantas medicinales se han convertido en una parte esencial de la medicina.

Sin embargo, en la actualidad, la experiencia transmitida a través de los siglos ya no se considera una evidencia suficiente. La Organización Mundial de la Salud respalda medicamentos seguros y eficaces y ha establecido estándares mundiales para medicamentos y tratamientos a base de plantas. Al igual que el resto de los medicamentos para uso humano, también deben ser terapéuticamente eficaces y seguros con una relación beneficio-riesgo adecuada. Además, deben estar producidos con procesos meticulosos y vigilados.

La fitoterapia y sus requisitos de producción

La producción de medicamentos a base de plantas es compleja, ya que las plantas son organismos que crecen de forma natural y no se pueden sintetizar. Las plantas necesitan ciertos nutrientes y la cantidad justa de agua y luz para florecer. A menudo, producen las sustancias beneficiosas necesarias para fabricar los medicamentos solo en ciertos puntos de su ciclo de vida, por lo que se necesita contar con experiencia para cosecharlas en el momento adecuado. La extracción tiene que seguir un proceso estandarizado para dar como resultado un extracto reproducible. Y para hacer las cosas más complicadas, cada planta tiene su cantidad individual de sustancias, que depende en gran medida de dónde crece la planta, las condiciones en ese lugar (suelo, clima, etc.) y cómo se manipula la planta después de ser cosechada.

Por ejemplo, el componente principal y único de Iberogast® es el carraspique blanco (Iberis amara). Alrededor de 40.000 kilogramos de esta planta medicinal se procesan anualmente para la producción. Bayer cultiva la planta en un área de aproximadamente 10 campos de fútbol (7 hectáreas). El tiempo exacto de cosecha se determina durante el período de floración en junio y julio. Además del carraspique blanco, Iberogast® contiene diferentes plantas medicinales que deben ser secadas suavemente antes de poder realizar la extracción y combinarlas con los demás ingredientes. Este proceso también requiere un alto conocimiento específico y experiencia.

Three scientists wearing protective goggles talk about herbs they are holding.

Elaboración del producto

Desde el campo hasta la botella, Bayer supervisa de cerca el riguroso proceso de fabricación y mantiene, en todo momento, los exigentes estándares de producción.

Las plantas para producir Iberogast® se cultivan y cosechan de acuerdo con las Buenas Prácticas Agrícolas (GAP – por sus siglas en inglés), lo que significa que las condiciones de cultivo están estandarizadas y controladas. Además, Bayer supervisa la cosecha y cada planta medicinal se inspecciona cuidadosamente antes de ser procesada para garantizar la máxima calidad y evitar cualquier posible contaminación. Cada uno de los extractos de plantas medicinales se obtienen mediante la aplicación de métodos optimizados y constantemente mejorados. La calidad se verifica en cada paso durante el proceso de producción. Este producto fitofarmacéutico estandarizado sólo se comercializa una vez calidad da su visto bueno para asegurar que todas las botellas de Iberogast® tienen la misma cantidad y composición de sustancias efectivas en cualquier momento.

Una vez que se hayan cumplido todos los estándares de producción y control de calidad, se embotella, sella y empaqueta el producto en una línea de producción de última generación. Desde el cultivo hasta el envasado, tu botella de Iberogast® pasa aproximadamente 50 controles de calidad diferentes, para proporcionarte alivio eficaz a tus múltiples síntomas digestivos.

¿El resultado? Iberogast® es un producto eficaz y de alta calidad que utilizan en 30 países de todo el mundo. Cumple los requisitos más estrictos de calidad y estándares de seguridad y es un medicamento basado en fitoterapia, de venta sin receta muy estudiado y con eficacia probada.

Invirtiendo en sostenibilidad

Bayer cumple los más altos estándares y está comprometido con la sostenibilidad. Cosecha plantas medicinales de calidad y produce los extractos con cuidado. Las nueve plantas medicinales utilizadas en Iberogast® se cultivan de manera cuidadosa y responsable en diferentes ubicaciones de todo el mundo.

A bottle of Iberogast standing on moss, with packaging next to it, surrounded by forest.

Iberogast®

Las alteraciones en el tracto digestivo son muy desagradables y se asocian con numerosos síntomas, y con frecuencia, hacen que la vida cotidiana sea aún más difícil. Iberogast® es tu solución: su combinación única de nueve plantas medicinales actúa tanto sobre las causas latentes como sobre los múltiples síntomas digestivos.

Todo sobre Iberogast®

A bottle of Iberogast on green background, surrounded by herbs

¡Lleva el poder de las plantas a tu hogar!

Puedes conseguir Iberogast® sin receta en tu farmacia más cercana.