¿Qué son los cólicos?

Se denomina cólico a un tipo de dolor abdominal que puede variar en intensidad y llegar a ser muy agudo. Los cólicos pueden venir acompañados de otros problemas digestivos como náuseas, vómitos o diarreas. Además, pueden ocasionar otros malestares como irritabilidad, tensión y estrés que pueden provocar dolor de estómago e influir en la salud digestiva1.

Existen varios tipos de cólicos, dependiendo de su causa y localización:

  • Cólico biliar: se debe a una distensión de la vesícula biliar, ocasionado usualmente por un cálculo.
  • Cólico nefrítico: se debe a un cálculo en el riñón.
  • Cólico del lactante: se ocasiona en algunos bebés durante sus primeros meses.
  • Cólicos menstruales: son los cólicos relacionados al periodo menstrual.
  • Cólicos gastrointestinales: ocurre debido a ciertas irregularidades en la salud digestiva.

¿Qué causa los cólicos gastrointestinales?

Los cólicos gastrointestinales suelen estar relacionados con la presencia de gases en nuestro sistema digestivo. Ciertos problemas digestivos pueden dificultar el avance a través del intestino de los gases que se generan como parte de la digestión, provocando dolor de estómago a la que se le conoce como cólico.

Hay ciertos hábitos de estilo de vida que pueden aumentar la presencia de gases en nuestro sistema digestivo y hacernos más propensos a los cólicos que influyen en la salud digestiva. Los malos hábitos a la hora de comer, como hacerlo muy deprisa o no masticar los alimentos lo suficiente, puede provocar que traguemos demasiado aire e inducir a problemas digestivos como una mala digestión.

Ciertos alimentos difíciles de digerir pueden provocar problemas digestivos e influir en la salud digestiva como los cólicos, como pueden ser los hidratos de carbono no absorbible o los derivados de los lácteos en las personas con intolerancia a la lactosa.

Los cambios bruscos en la dieta y en la flora intestinal también pueden ocasionar cólicos. Esto puede ocurrir cuando introducimos nuevos alimentos a nuestra dieta que nuestro organismo todavía no está acostumbrado o cuando tomamos antibióticos, los cuales alteran la flora intestinal2.

¿Cómo se pueden prevenir los cólicos gastrointestinales?


Hay ciertas recomendaciones generales para la salud digestiva que ayudan a disminuir la presencia de gases en el sistema digestivo y a disminuir el dolor en el estómago.

  • Masticar bien los alimentos y comer y beber de una manera relajada.
  • Mantenerse hidratado/a consumiendo suficientes líquidos, preferiblemente agua.
  • No ingerir alimentos difíciles de digerir, como los que contienen mucha grasa o azúcares.
  • Introducir en la dieta plantas medicinales que ayudan al proceso de digestión, como la angélica, la menta o la manzanilla.

Si ya estás sufriendo de un cólico gastrointestinal, Iberogast® es un medicamento sin receta que te puede ayudar a aliviar síntomas relacionados con el dolor de estómago. Gracias a su fórmula con nueve plantas medicinales para la salud digestiva, Iberogast®Gotas te ayuda a hacer el proceso de digestión y a aliviar los síntomas relacionados con los cólicos gastrointestinales y dolor de estómago.

Iberogast®

Las alteraciones en el tracto digestivo son muy desagradables y se asocian con numerosos síntomas, y con frecuencia, hacen que la vida cotidiana sea aún más difícil. Iberogast® es tu solución: su combinación única de nueve plantas medicinales actúa tanto sobre las causas latentes como sobre los múltiples síntomas digestivos.

Todo sobre Iberogast®

A bottle of Iberogast on green background, surrounded by herbs

¡Lleva el poder de las plantas a tu hogar!

Puedes conseguir Iberogast® sin receta en tu farmacia más cercana.