¿Qué es el dolor de estómago por estrés?

Normalmente, no nos percatamos de la función de nuestro estómago o del proceso digestivo por más complejo que pueda ser. Sin embargo, cuando ocurre algún trastorno digestivo en este proceso podemos empezar a sentir ciertos malestares digestivos, incluyendo el ardor o dolor de estómago que influye de forma negativa en la salud digestiva.

El dolor de estómago puede tener diversas causas desde trastornos digestivos como la dispepsia funcional o la gastritis y hasta factores de nuestro estilo de vida como pueden ser la mala alimentación, el consumo excesivo de alcohol o el tabaquismo. El estrés es otro de estos factores que pueden provocar o agravar el dolor abdominal1. Cuando el dolor de estómago está causado por el estrés, se le puede llamar dolor de estómago por estrés.

¿Qué causa el dolor de estómago por estrés?

El estrés es una respuesta normal a situaciones nuevas, peligrosas o emocionantes. El organismo libera hormonas que nos hacen estar más alerta como respuesta a un desafío2. Sin embargo, en ciertos casos el estrés puede ser mayor o menor según el entorno personal, laboral o familiar y, a veces, este puede provocarnos problemas de salud digestiva como el dolor de estómago por estrés.

Este problema digestivo puede estar ligado a los gases por estrés. 

¿Cómo puedo tratar o prevenir el dolor de estómago por estrés?

Lo más recomendable es tratar de identificar los factores desencadenantes de estrés en nuestra vida. Sin embargo, esto no siempre resulta sencillo. Hay fuentes de estrés que resultan complejas, inevitables o que requieren un tiempo para solucionarse.

En estos casos habría que identificar hábitos para manejar el estrés, como la meditación o la práctica regular de ejercicio. Para controlar las situaciones de estrés también resulta muy útil tratar de llevar una vida generalmente sana: asegúrate de tener un horario de sueño adecuado y de no tener hábitos no saludables como el consumo excesivo de alcohol o el tabaquismo.

También se puede tratar de mejorar la salud digestiva al mejorar nuestra alimentación, no consumir alimentos difíciles de digerir y/o caminar después de comer. Los hábitos alimenticios son otro factor que pueden ayudar o agravar el dolor de estómago por estrés afectando la salud digestiva.

¿Conoces el eje cerebro-intestino? Es una conexión que los mantiene comunicados y que puede generar distintas reacciones en nuestro sistema digestivo siendo este "nuestro segundo cerebro", ¡seguro que lo has escuchado alguna vez!

IberoBiotics® Calm ayuda a la digestión y a la relajación contribuyendo al bienestar físico y mental con su composición a base de extracto de Melisa, vitamina B2 y probióticos.

La Melisa ayuda a la digestión, al funcionamiento normal del tracto intestinal y a la relajación.
La Vitamina B2 contribuye al mantenimiento de las membranas mucosas, como la mucosa digestiva, en condiciones normales.

 

Fuentes de referencia:

1. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/irritable-bowel-syndrome/symptoms-causes/syc-20360016

2. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003211.htm