Nutrición saludable y alimentación que puede causar problemas digestivos

Una familia disfrutando de su comida en un ambiente luminoso.

Nutrición saludable: ¿qué afecta la digestión y qué la ayuda?

¿A menudo sufres de dolor abdominal y otros problemas digestivos después de comer? Lo más probable es que esto no sea una coincidencia. En muchos casos, una alimentación incorrecta o poco saludable puede afectar directamente el tracto digestivo y provocar síntomas molestos. Esto es extremadamente desagradable para quienes los padecen, pero existe la posibilidad de evitarlo: porque la alimentación se puede modificar. Pero ¿qué debes buscar en tu alimentación para prevenir problemas gastrointestinales? Te explicaremos qué puedes comer para evitar dolores de estómago y otros problemas estomacales y cómo aliviar tu digestión. 

¿Por qué puedes experimentar dolor abdominal después de comer?

Tan pronto como terminas de disfrutar de esta deliciosa pizza, aparece el primer presagio de dolor abdominal desagradable: muchas personas sufren molestias gastrointestinales debido a su alimentación. ¿Por qué sucede eso? La explicación es simple: la comida ingerida puede causar dificultades en el estómago y el intestino por dos razones.

  • El tracto digestivo trata de deshacerse de los alimentos a los que se es sensible lo más rápido posible. Los nervios gástricos, por ejemplo, reaccionan de manera sensible a alimentos descompuestos o incompatibles y el transporte de alimentos puede acelerarse inusualmente, lo que produce dolor abdominal y cólicos después de comer, así como náuseas y diarrea.
  • Por el contrario, los alimentos que son difíciles de digerir, como los alimentos grasos, solo se pueden digerir con gran esfuerzo y, por lo tanto, generalmente pasan más tiempo en el estómago y el intestino. Durante los procesos de descomposición prolongados, entre otras cosas, se pueden producir grandes cantidades de gases y provocar hinchazón, dolor abdominal y sensación de saciedad que dificultan la vida de los afectados.

Los problemas estomacales resultantes pueden ocurrir solos o estar relacionados con enfermedades o trastornos existentes del tracto digestivo. Existen enfermedades con un diagnóstico de mal funcionamiento orgánico subyacente y trastornos gastrointestinales funcionales, en los que no se pudo diagnosticar una causa orgánica subyacente. Tu alimentación también puede provocar síntomas gastrointestinales.

Mujer condimentando el plato, poniendo hierbas verdes recién cortadas.

Enfermedades gastrointestinales

Distintos de los trastornos funcionales gastrointestinales son aquellos en los que se puede diagnosticar una enfermedad orgánica subyacente o un mal funcionamiento, por ejemplo:

  • Intolerancia a la lactosa, gluten o fructosa
  • Gastritis
  • Úlceras estomacales
  • Infecciones del tracto gastrointestinal

Trastornos gastrointestinales funcionales

En los trastornos gastrointestinales funcionales no se pueden encontrar causas orgánicas que puedan ser responsables de los síntomas de los pacientes. Sin embargo, estos son trastornos que pueden ser muy desagradables y afectar gravemente la vida cotidiana, por ejemplo:

  • Dispepsia funcional (DF)- Una serie de molestias sobre la región del abdomen superior. Hay múltiples causas que aún no se han aclarado por completo. Por lo general, la dispepsia funcional ocurre en combinación con otros trastornos digestivos como el SII. Los síntomas típicos incluyen sensación de saciedad, saciedad temprana y dolor en la porción alta del tubo digestivo.

  • Síndrome del intestino irritable (SII) - Con frecuencia, las molestias están relacionadas con el tracto gastrointestinal inferior. Las molestias frecuentes incluyen dolor abdominal, hinchazón y distensión, diarrea o estreñimiento. Se sospecha que las causas son movimientos de la musculatura intestinal e hipersensibilidad de los nervios intestinales.

    Los siguientes síntomas pueden caracterizar aún más los trastornos mencionados anteriormente:

  • CólicosDolor estomacal espasmódico o tipo cólico sin localización específica

  • Náuseas - Necesidad de vomitar, pero sin expulsar el contenido del estómago

  • Dolor de estómagoPor lo general, el dolor se encuentra en el lado izquierdo del tronco, aproximadamente debajo del diafragma

  • Dolor abdominalDolor localizado debajo del esternón

  • Hinchazón - Sensación de barriga hinchada sin estar relacionada con la ingesta previa de alimentos

  • Presión abdominalDependiendo de cómo de sensibles sean los nervios del estómago, puedes sentir una fuerte sensación de plenitud o puede estar asociado con un dolor intenso.

Dolor camiseta gris

Los hábitos alimenticios pueden desencadenar síntomas de trastornos funcionales y un ajuste de la alimentación puede ayudar a mejorar síntomas, como el dolor abdominal, para aliviar a los pacientes afectados.

Además, una alimentación sana y equilibrada te mantiene saludable.

Qué comer para evitar el dolor abdominal

Varios alimentos y comidas pueden provocar síntomas gastrointestinales y, por lo tanto, deberían evitarse. Además, puedes intentar hacer una dieta ligera y más comidas menos abundantes en lugar de menos comidas abundantes y ver cómo responde tu intestino. Debes consultar con tu médico sobre cualquier cambio en tu alimentación.

Las verduras que ayudan al estómago son, por ejemplo, zanahorias, calabaza, brócoli o guisantes. Además, las frutas maduras como una manzana o un plátano generalmente se toleran bien. Los síntomas digestivos, como el dolor abdominal, pueden ser provocados por alimentos ricos en grasas y azúcares, alimentos que causan hinchazón (como la cebolla o la col) y estimulantes como el alcohol y la nicotina.

Cocinar al vapor no solo ayuda a preservar la mayor cantidad de nutrientes posible, sino que también puede ayudar a aliviar el estómago y los intestinos. Además, come y mastica lentamente para quitar trabajo al estómago.

Para tratar adecuadamente los problemas gastrointestinales ocasionales, también se puede confiar en la ayuda de medicamentos. Gracias a su combinación de nueve plantas medicinales, Iberogast® alivia eficazmente múltiples síntomas digestivos como el dolor de estómago y los cólicos.

Mujer joven con el pelo largo y oscuro eligiendo entre la variedad de pimientos coloridos en el mercado callejero.

¿Por qué es importante una nutrición saludable para el bienestar digestivo y qué alimentos van bien?

Nuestra salud está significativamente influenciada por la forma en que vivimos. Un estilo de vida consciente de la salud, la actividad física y una alimentación saludable tienen un efecto positivo en nuestra salud y ayudan a prevenir enfermedades. Una alimentación equilibrada es tu punto de partida para la digestión regular. Postres, harina blanca, alimentos grasos: las personas a menudo comen de todo menos alimentos saludables. Por ejemplo, si nuestra comida es baja en fibra, puede causar estreñimiento. Solo notamos la importancia de una buena digestión cuando el intestino comienza a quejarse.

¿Qué constituye una alimentación intestinal saludable?

Las bacterias en nuestros intestinos son importantes para nuestra salud. Hay alimentos que pueden promover la flora intestinal y alimentos que no la promueven y que pueden dañarla.

Los siguientes nutrientes pueden apoyar a tu flora intestinal:

Fibra alimenticia

La fibra alimenticia se divide en soluble e insolubles en agua. La forma soluble de fibra alimenticia se encuentra principalmente en legumbres como judías, guisantes o soja, en frutas como albaricoques, moras, ciruelas, pasas, en verduras, en avena y en cebada. La fibra alimenticia insoluble se encuentra principalmente en productos integrales, en vegetales como zanahorias y tomates, en frutas como manzanas y plátanos, en nueces y en semillas. La fibra alimenticia insoluble no se disuelve en agua.

Se recomienda una mezcla saludable de ambos, ya que sirven como “alimento” para las bacterias intestinales y, por lo tanto, ayudan.

Prebióticos

Los prebióticos son un tipo de fibra: componentes alimenticios de carbohidratos no digeribles. Sirven de alimento para las bacterias intestinales y, por lo tanto, ayudan a mantener una flora intestinal saludable. Buenas fuentes de alimentos prebióticos son, por ejemplo, la alcachofa, los plátanos y los alimentos ricos en fibra como el centeno.

Probióticos

A diferencia de los prebióticos, los probióticos son microorganismos vivos. Ayudan a procesar la comida a través de tu intestino.

Alimentos con los que debes tener cuidado

Por otro lado, hay alimentos que no necesariamente dañan la flora intestinal pero tampoco la ayudan. En general, debes limitar la ingesta de alimentos con los siguientes nutrientes:

Alimentos con un posible efecto en su intestino

Estos son comidas preparadas, refrigerios, carnes curadas y ahumadas. Las sales utilizadas en estos alimentos procesados pueden irritar la mucosa intestinal.

FODMAP

Los FODMAP son azúcares de cadena corta que se absorben poco en el intestino delgado pero que pueden ser fermentados rápidamente por el microbioma intestinal. Dado que estos carbohidratos llevan más agua al intestino, algunas personas pueden experimentar más gases e hinchazón después de consumirlos.

Grasas malas

Estos son ácidos grasos saturados, que se encuentran, por ejemplo, en la mantequilla, la grasa para freír, la manteca de cerdo o el aceite de coco. Existe un vínculo causal entre el aumento de la ingesta de grasas y los problemas cardíacos.

Alimentos precocinados

En general, los alimentos procesados contienen grasas endurecidas, azúcar y muchos aditivos que pueden afectar a los intestinos.

Variedad de dulces y galletas: rosquillas, chocolate, malvaviscos, macarons, esparcidos en una mesa blanca

¿Nutrición saludable? ¡Te sientes bien, sabe bien!

La nutrición saludable y digestiva no excluye los platos sabrosos. Mientras se mantenga una alimentación equilibrada y bien combinada, es buena para el cuerpo y el alma. Si tu comida es rica en fibra y está cocida con ingredientes ricos en vitaminas y minerales, ¡ya estás cuidando tu digestión y bienestar!

En general, es muy importante ser versátil. Una alimentación saludable no significa solo comer frutas y verduras. Consume más vegetales, pero siempre cambia los ingredientes con cierta frecuencia. Esto asegura una alimentación equilibrada y saludable.

Además, cuando se incluyen carbohidratos como pan, pasta y arroz, puedes usar, al menos de vez en cuando, los integrales ya que esto puede aumentar la cantidad de fibra en tus alimentos.

Además, prueba con las grasas vegetales como el aceite de oliva. Intenta evitar grasas ocultas y consume sal y azúcar solo moderadamente.

Aquí, hay algunas de sugerencias de platos para una alimentación saludable, que el estómago puede digerir fácilmente:

  • Risotto de trigo con pimentón al vapor, calabacín y rúcula
  • Ensalada de alubias con pollo asado magro
  • Salmón con lechuga de cordero y remolacha al vapor

Puedes ayudar a tu digestión aumentando la ingesta de los siguientes alimentos:

  • Piñas
  • Manzanas
  • Alcachofas
  • Aguacates
  • Plátanos
  • Patatas
  • Productos lácteos
  • Hinojo

Tómate tu tiempo para sacar el mayor Partido de la nutrición saludable

La reducción del estrés, así como las comidas regulares sin prisas y con una ingesta de líquidos suficiente, en general pueden ayudarte a controlar algunos problemas digestivos y aumentar el bienestar del sistema digestivo, en combinación con las sugerencias nutricionales proporcionadas anteriormente. Intenta incorporar los siguientes consejos en su vida diaria:

  • Beber suficientes líquidos;
  • Comer una comida equilibrada
  • Masticar de manera lenta y completa
  • Crear ritmos y rutinas fijas
  • Moverse lo suficiente

Cuando el estrés del trabajo afecta a tu estómago

El estrés en el trabajo se ha convertido en parte de la vida cotidiana de muchas personas. En tales situaciones, un pequeño cambio, como una burbuja de gas, puede provocar síntomas si una persona está estresada. El estrés no solo puede crear problemas psicológicos como agotamiento, sino que también puede afectar el tracto gastrointestinal.

Una botella de Iberogast sobre musgo, junto a su embalaje, rodeado de bosque.

Iberogast®

Las alteraciones en el tracto digestivo son muy desagradables y se asocian con numerosos síntomas, y con frecuencia, hacen que la vida cotidiana sea aún más difícil. Iberogast® es tu solución: su combinación única de nueve plantas medicinales actúa tanto sobre las causas latentes como sobre los molestos síntomas.

Todo sobre Iberogast®

A bottle of Iberogast on green background, surrounded by herbs

¡Lleva el poder de las plantas a tu hogar!

Puedes conseguir Iberogast® sin receta en tu farmacia más cercana.